Amor vita dimittite oblitus

Vita est opus et amor ,est vita nostra interior certamine, per quam vita certa magis

La Vida es trabajo y amor,
Es nuestra lucha interior,
La pelea que te hace ser mejor

Vita est opus et amor, noster est bellum tentationis, Melius est nobis pugnam faciat

AMOR, TENTACION, SUPERACION,... PERDÓN Y OLVIDO

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Les Luthiers: Dicionario del niño de HOY

ANÓMALO : Hemorroides. 
ATIBORRARTE : Desaparecerte
BARBARISMO : Colección exagerada de muñecas barbie.
BECERRO:  Que ve u observa una loma o colina.
BERMUDAS:
  Observar a las que no hablan.
BERRO : Bastor Alebán.
CACAREO : Excremento del preso.
CACHIVACHE:  Pequeño hoyo en el pavimento que está a punto de convertirse en vache.
CAMARÓN : Aparato enorme que saca fotos.
CHINCHILLA : Auchenchia de un lugar para chentarche.

DECIMAL : Pronunciar equivocadamente.
DIADEMAS : Veintinueve de febrero.

INESTABLE :  Mesa norteamericana de Inés.
DILEMAS : Háblale más.

ELECCIÓN : Lo que expelimenta un oliental al vel una película polno.
ENDOSCOPIO : Me preparo para todos los exámenes excepto para dos.
ESGUINCE : Uno más gatorce.
ESMALTE : Ni lune ni miélcole.
MANIFIESTA : Juerga de cacahuetes.
MEOLLO : Me escucho.
NITRATO : Ni lo intento
NUEVAMENTE : Cerebro sin usar.
ONDEANDO: Onde estoy.
PLATANO : Dinero, por ningún motivo
POLINESIA : Mujer Policía que no se entera de nada.

SORPRENDIDA : Monja en llamas
TALENTO : No ta rápido.
TELEPATÍA: Aparato de TV para la hermana de mi mamá.
TELÓN:  Tela de 50 metros ... o más.
TOTOPO : Mamamífero ciciciego dede pepelo nenegro que cocome frifrijoles.
Señor:

Dame una buena digestión, per también algo para digerir.


Dame la salud del cuerpo y el buen humor, necesario para mantenerla

Dame, un alma sencilla que sepa sacar provecho de todo lo que es bueno y no se asuste cuando vea el mal, sino mas bien que encuentre el modo de poner las cosas en su sitio.

Dame un alma que no conozca el aburrimiento ni los refunfuños, suspiros o lamentos, y no permitas que me atormente demasiado por esa cosa demasiado incómoda llamada "YO".

Dame, Señor, el sentido del buen humor
(S. TOMAS MORO)