Amor vita dimittite oblitus

Vita est opus et amor ,est vita nostra interior certamine, per quam vita certa magis

La Vida es trabajo y amor,
Es nuestra lucha interior,
La pelea que te hace ser mejor

Vita est opus et amor, noster est bellum tentationis, Melius est nobis pugnam faciat

AMOR, TENTACION, SUPERACION,... PERDÓN Y OLVIDO

martes, 27 de noviembre de 2012

¿¿Intromisiones??

Escribir esta entrada y que se entienda de forma correcta es harto complejo para cualquier persona que no se dedique a menesteres psicológicos o literarios.
Nuestros consejos, nuestros ejemplos, nuestras vidas deben ser intromisiones positivas en los demás, este es el mandato de Nuestro Señor, pero 

¿quien juzga que esto es así?
¿quien asegura que nuestro consejo es bueno y no perjudicial?

Hoy Señor he pecado, he aconsejado sobre lo que no sé, sobre lo que en mi vida no va bien, y me he dejado guiar por mis fallos.

En ocasiones hablamos de cosas que no sabemos con certeza, solo con conocimiento parcial de los hechos y de parte interesada. Otras veces, hablamos con desconocimiento total del tema y solo con lo que imaginamos. También, nos gusta hablar por nuestra experiencia, cuando la misma es erronea o no es adecuada, ya no buena, es decir que nosotros mismos hemos hecho penitencia a este respecto, pero nos permitimos ser maestro de nuestros propios errores sin darnos cuenta de que transmitimos rencor y nuestros fallos...
El ser humano tiende a ayudar al prójimo con la convicción, cuando lo hace de corazón, de que esto que hace o dice es lo adecuado, que es la mejor acción, el mejor consejo o lo que el desde su experiencia considera más acertado para el/los otro/s.

¡Dios mio, te pido perdón porque no se lo que hago y digo!
Actuamos y hablamos sin darnos cuenta que estamos replicando nuestra existencia y por tanto nuestros errores y caidas.

Soy pecador, ¿como voy a aconsejar a alguien o indicar que haga algo en lo que yo he fallado?. 
Claro que peor es cuando nuestro consejo son indicaciones en lo que ha de hacerse en la vida familiar, con respecto a los hijos o al cónyuge cuando nuestra vida familiar no es modelo de perfección o nuestros hijos no son del todo ejemplares o tan buenos como queremos que sean los de los demás. 
Cierto es que los Directores espirituales desconocen el estado marital o tener hijos que no vivir en familia, mas del continuo contacto con nosotros, conocen nuestro interior y sus consejos van encaminados hacia nuestros actos desde nuestro interior y no a la ejecución o afección de terceros, en este caso errarían su cometido de salvar nuestras almas: 
"Debes ser paciente quizás..." 

"Antes de actuar piensa en que vas a hacer o decir para no dañar..." 

"En ocasiones es mejor callar y esperar un tiempo a que os calméis para...."

Sin embargo los amigos pasamos ciertos limites y por el conocimiento de las palabras que podamos haber transmitido en momentos alegres o aciagos pasamos a consejos que en ocasiones mejor haríamos en no dar:
"Pues contesta .....tal y tal cosa" 

"Niega todo o si no te pregunta no digas nada, así ...."

"Amenaza con ...., no te dejes coartar"

"Deja de hacer.... o Haz ...."

O teniendo nosotros mismos problemas similares a los que nos indican nos permitimos ser maestros de otros.

Señor, librarme de hablar, aconsejar y actuar con mi prójimo en tanto en cuanto mi paz interior, mi relación con mi cónyuge, con mis hijos, mi familia, mi hermano y Contigo no sean benignas y conforme a tus mandamientos. AMEN