Amor vita dimittite oblitus

Vita est opus et amor ,est vita nostra interior certamine, per quam vita certa magis

La Vida es trabajo y amor,
Es nuestra lucha interior,
La pelea que te hace ser mejor

Vita est opus et amor, noster est bellum tentationis, Melius est nobis pugnam faciat

AMOR, TENTACION, SUPERACION,... PERDÓN Y OLVIDO

jueves, 1 de noviembre de 2012

Festividad de todos los Santos, inicio la andadura, ¿nueva o vieja?

«Cuando un peregrino venga a visitaros, prosternaos ante él.
No ante el hombre, sino ante Dios.»

Ante VOS me prosterno SEÑOR porque has visitado a este humilde servidor, gran pecador y mal escritor.
Gracias por llegar estimado lector hasta este rincón, en el no vas a encontrar grandezas pero si sentimientos, plagios, relatos, cultivar el alma y el cuerpo, sonrisas, críticas y… DIOS dirás lo que permites a este, tu humilde servidor
Que VUESTRA misericordia y perdón sean grandes con el y con la ayuda de TODOS LOS SANTOS su andadura sea  fructífera para mayor honor TUYO
Si la lectura os aburre, cerrad y pasad a otro sitio más interesante, más si la misma os atrajera publicitarla en SU honor y que vuestras oraciones sean para la redención del autor.
El Día de Todos los Santos es una tradición católica instituida en honor de todos los santos, conocidos y desconocidos, según el papa Urbano IV, para compensar cualquier falta a las fiestas de los santos durante el año por parte de los fieles.
En los países de tradición católica, se celebra el 1 de noviembre; mientras que en la Iglesia ortodoxa se celebra el primer domingo después de Pentecostés; aunque también la celebran las Iglesias Anglicana y Luterana. En ella se venera a todos los santos que no tienen una fiesta propia en el calendario litúrgico. Por tradición es un día festivo, no laborable.
Patriarcas que fuisteis la semilla
del árbol de la fe en siglos remotos,
al vencedor divino de la muerte,
rogadle por nosotros.
Profetas que rasgasteis inspirados
del porvenir el velo misterioso,
al que sacó la luz de las tinieblas,
rogadle por nosotros.
Almas cándidas, Santos Inocentes
que aumentáis de los ángeles el coro,
al que llamó a los niños a su lado,
rogadle por nosotros.
Apóstoles que echasteis en el mundo
de la Iglesia el cimiento poderoso,
al que es de la verdad depositario
rogadle por nosotros.
Mártires que ganasteis vuestra palma
en la arena del circo, en sangre rojo,
al que os dio fortaleza en los combates,
rogadle por nosotros.
Vírgenes semejantes a azucenas
que el verano vistió de nieve y oro,
al que es fuente de vida y hermosura,
rogadle por nosotros.
Monjes que de la vida en el combate
pedisteis paz al claustro silencioso,
al que es iris de calma en las tormentas,
rogadle por nosotros.
Doctores cuyas palmas nos legaron
de virtud y saber rico tesoro,
al que es raudal de ciencia inextinguible,
rogadle por nosotros.
Soldados del ejército de Cristo,
Santas y Santos todos,
rogadle que perdone nuestras culpas
a Aquel que vive y reina entre vosotros
(De Gustavo Adolfo Bécquer)