Amor vita dimittite oblitus

Vita est opus et amor ,est vita nostra interior certamine, per quam vita certa magis

La Vida es trabajo y amor,
Es nuestra lucha interior,
La pelea que te hace ser mejor

Vita est opus et amor, noster est bellum tentationis, Melius est nobis pugnam faciat

AMOR, TENTACION, SUPERACION,... PERDÓN Y OLVIDO

miércoles, 30 de julio de 2014

En mi última salida social hice caso a las autoridades...

Antes del inicio de estas fiestas, como es habitual en muchas empresas, en la organización en que trabajo, nos pusimos de acuerdo para como años anteriores, celebrar una reunión gastro- lúdico festiva para despedir el año y confraternizar con otros compañeros que habitualmente tienes menos relaciones.
  
La reunión se inición con un vermut, cerveza o copita de vino, que fué el preambulo de una agradable comida, comida que se alargó durante mas de tres horas y en la que corrió sangre de toro, fruto de la vendimia, y derivados de la malta y cebada con diferentes graduaciones que suavizaron los manjares que degustamos así como facilitaron su entrada en el organismo de cada cual.

Terminada la comida, con su café y copa de champan, con la que brindar por nuestros mejores deseos y una bebida espirituosa que animaron las almas, decidimos continuar la confraternización en otros locales, en la que ya, con el estomago lleno nos dedicamos a enjuagar la garganta con espirituosas bebidas y a la danza y cantos propios de la fecha.

La reunión, fructifera y armoniosa, fructifera para los diferentes locales por los que pasamos y armoniosa porque no hubo malos rollos, se alargó un poco mas de lo debido, esto es, que se inicio pasado el mediodia y concluyo en las proximidades de la amanecida del nuevo día.

Con tantas horas de confraternización y liquidos en el cuerpo serrano, llegó la hora de volver a casa, y en buena disposición me  propuse que, con los elementos conjugados durante las horas anteriores y pensando en el gobierno que nos administra, mejor era dejar el automovil propio en la plaza del aparcamiento y regresar como las autoridades recomiendan, en transporte público, asi que dicho y hecho, en autobús volví y llegue en buena hora.

A la mañana siguiente, al levantarme, pensando en el día anterior, me senti satisfecho, las relaciones laborales fueron agradables, la enjundía fue un placer y las espirituosas nos elevaron las almas, pero sobre todo de lo que mas orgullo sentía es de haber hecho caso a las autoridades públocas y haber vuelto sin un rasguño y en perfecto estado al tomar el transporte público, pero... , al salir de casa, hubo una cosa que me extraño y sobrecogió en sobremanera, y aún hoy le sigo dando vueltas 

Si bien, la parada del bus municipal está enfrente de casa, no comprendo, como llegue en autobus de la concesionaria metropolitana de mi ciudad en el patio de mi casa y menos como lo conduje si no tengo carnet de autocares, pero lo que mas me sorprende, es que todavía nadie lo haya reclamado.